Novedades PyMEs

Opinión del Instituto Argentino de la PyMEs frente a la pandemia y sus efectos en la economía

El grave problema que enfrenta hoy la Argentina y el mundo es como detener el avance del Coronavirus. El dilema se da en cómo proteger la salud de la población y contener los efectos de la pandemia en la economía. La respuesta en casi todo el mundo radicó en extremar los recaudos para aplanar la “curva” de contagios y en el ínterin mejorar las capacidades de los sistemas públicos y privados de salud, que no fueron diseñados ni equipados para un hecho esta magnitud.

            Una vez establecida la cuarentena a algunas personas le aparecen dudas. ¿Será el remedio peor que la enfermedad? ¿Las consecuencias de la brutal recesión económica mundial  pueden ser aún peores que las del Covid-19? Entendemos que no debe plantearse como dilema, se trata de administrar un equilibrio.

                Gobernantes, médicos, el común de la gente, deben saber que nada de lo que se proponga es la solución apropiada no habiendo sido testeada. No nos referimos sólo a los tratamientos médicos sino al hecho de tener grandes conglomerados urbanos encerrados durante semanas, al tiempo que se paraliza la actividad productiva. Menos aún conocemos las reacciones sociales que estas tensiones extremas acarrearán.

                Sabemos que se trata de salvar la mayor cantidad de vidas con el menor daño económico posible. Tiene que haber una proporcionalidad de medios a fin. Los miembros del Instituto estamos dispuestos a ver suspendidas temporalmente nuestras libertades en aras de defender la salud, anteponiendo siempre la vida.

             No es lo mismo para una empresa, para un trabajador autónomo, para un trabajador informal, un día más o un día menos sin trabajar, es una carrera contra el tiempo que corremos todos,  millones de trabajadores y miles de PyMEs que tienen poco o nada de recursos económicos como reservas. Es una sintonía muy fina establecer cuál es el tiempo de aislamiento sin caer en la imprudencia de “volver a la normalidad” antes de dominar la pandemia.

            Es evidente que no se puede sostener la situación de aislamiento de manera indefinida sin ahogar la economía, debiendo evitarse el extremo que se tarde después demasiado tiempo en generar los recursos necesarios y suficientes.

                Estas reflexiones no son un reproche al liderazgo prudente en madura coordinación con la oposición, que el presidente Alberto Fernández viene desplegando. Solo se trata de expresar nuestra opinión, que las PyMEs y el trabajo tienen que estar sentados en la mesa de decisión, para brindar su aporte, y en este sentido considerar que:

  1. Hay muchos más sectores que deben funcionar durante la cuarentena para que esta sea posible.
  • Más que impedir la circulación hay que administrarla, para no generar cuellos de botella en el sistema.
  • El sistema tributario no puede mantenerse igual a los tiempos previos, debe considerar nuevos incentivos y necesidades.
  • Todo esto debe administrarse pensando en la salida de esta crisis. Es imprescindible cuidar nuestro tejido económico, nuestras MiPyMEs.

                Festejamos cada cama de terapia intensiva, cada respirador que se sumen  a nuestra capacidad hospitalaria, pero también debemos festejar, y esperamos no dentro de mucho tiempo, cada exportación que se haga, cada fábrica que  reanude sus operaciones, cada trabajador que vuelva a su empleo, cumpliendo todos los protocolos de los cuidados de la salud y de contagio.

            Estimamos será una larga lucha hasta que, con o sin vacuna, volvamos a una cierta normalidad. Al virus lo derrotaremos entre todos, con disciplina social, con una gran respuesta de nuestro sistema de salud, con la coordinación de los poderes públicos y también con las PyMES argentinas, soportando la situación y tirando del carro, como ha sido siempre.

INSTITUTO ARGENTINO DE LA PYME

Comisión Directiva

Publica un comentario