Novedades PyMEs

Súper suben 1,6%, pero hay fuerte alza en verdulería

IAP referente de Ámbito Financiero

Por Belén Fernández

En un mes atípico para el comercio, donde la cuarentena por la pandemia del coronavirus impactó de lleno en las compras, los precios en los supermercados se mantuvieron estables en comparación con el mes anterior, con un incremento apenas del 1,62%. Y esto se debe a que la canasta relevada por este diario no contempla frutas, verduras ni carnes, tres de los ítems que más se han subido en el mes de marzo.

Control de precios, aumento de precios

Según datos del Instituto Argentino de la Pyme, “las frutas y verduras hasta triplicaron sus precios en la región del AMBA”. Desde el sector explicaron que los incrementos se deben en principio a las complicaciones para que los camiones transiten con mercadería. “Los fletes con la pandemia sólo son para productos esenciales, o sea alimentos, energía, sanitarios o seguridad. Un cargamento de tomates, naranjas, etc., que proviene del interior, viene con productos y regresa vacío. El costo de ese flete sólo se carga, supongamos, a la naranja; en definitiva, costó poco menos que el doble”, agregaron desde el Instituto.

Mientras la semana previa a que se declare la cuarentena un kilo de zapallitos costaba $80, hoy por el mismo producto se pide $120, un alza del 50% en sólo 7 días. “Otro punto, muchos puestos en el Mercado Central cerraron por la cuarentena, temor al contagio de sus dueños, cosa que evidentemente reduce la oferta y hace aumentar los precios”, indicaron desde el Instituto.

Lo cierto es que en el mes de marzo se necesitaron $5.228,60 para adquirir la canasta de 25 artículos de higiene, limpieza y alimentos relevados el último miércoles del mes en un hipermercado de Paternal. No es casualidad que uno de los pocos productos que aumentaron su precio fue el detergente, ya que se necesita para higienizar la casa –al igual que la lavandina- en tiempos de pandemia.

Pero si bien, muchos productos mantuvieron sus precios, no se consiguen hoy en góndolas. Aceite de oliva, tallarines o salsa, productos de primera necesidad no se encontraban en el supermercado. “No hay desabastecimiento, pero si hay demora en las entregas por todos los proceso que deben pasar los camiones, en cuanto a controles para entrar a la Capital”, explicó una fuente supermercadista.

Además aseguró que el Gobierno está controlando constantemente los precios máximos y los cuidados de higiene dentro de los locales. “Estamos cumpliendo, no subimos los precios, hoy si nos clausuran un local no sabemos cuánto tiempo puede estar cerrado, ya que no hay tareas administrativas por la cuarentena”, concluyó la fuente.

Fuente: Ámbito Financiero

Publica un comentario